Translate

Datos personales

Mi foto
Palma de Mallorca, Illes Balears, Spain

2013 : Cabrera : Guardia Civil y Govern impulsan la elaboración de un convenio de coordinación y colaboración de vigilancia y control marítimo-terrestre

La Conselleria y la Delegación del Gobierno coordinarán efectivos para el control y la vigilancia marítimo-terrestre

Última actualización: 26/06/2013
El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, se ha reunido hoy con la delegada del Gobierno, Teresa Palmer, y el coronel jefe de la Guardia Civil en Baleares, Basilio Sánchez Rufo, para impulsar un acuerdo de colaboración en materia medioambiental entre el Ministerio del Interior y el Govern balear. En la reunión también han asistido la directora general de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio Climático, Neus Lliteras, y el teniente coronel de la Guardia Civil, Jaume Barceló. 

Este convenio marco que se está elaborando pretende potenciar la colaboración y coordinación de los efectivos que dispone la Guardia Civil, principalmente a través de las unidades del Seprona y Servicio Marítimo, con los servicios con los que cuenta la Comunidad Autónoma para el control y vigilancia marítimo-terrestre de los espacios naturales protegidos, la conservación de otros espacios de relevancia ambiental, así como de las Reservas Marinas, del Parque Nacional de Cabrera y de las zonas incluidas en la Red Natura 2000. La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio pondrá a disposición de los efectivos de la Guardia Civil toda la información y los medios necesarios para la mejora de las actuaciones de vigilancia de estas zonas. 

Asimismo, también se pretende intensificar las actuaciones de vigilancia en el medio rural (vertidos ilegales, identificación de animales y plagas, etc.), contra los incendios forestales o cualquier otra actuación o actividad que afecte al ámbito competencial de las dos administraciones.
Jul 3, 2013 Publicado Por Mallorca Confidencial 

Oceana considera positivo el acuerdo alcanzado entre la Consellería de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio del Govern Balear y la Guardia Civil de Baleares para coordinar la vigilancia marítimo-terrestre en las islas, principalmente en el Parque Nacional de Cabrera, las reservas marinas y las áreas de la Red Natura 2000. Esta medida viene siendo reclamada por Oceana desde hace tiempo para optimizar los recursos destinados a las labores de vigilancia y demuestra que se puede multiplicar por diez la superficie protegida de Cabrera sin incurrir en más costes.
Oceana considera esenciales tanto la vigilancia de los espacios naturales –para evitar la pesca furtiva y otras agresiones medioambientales– como la recuperación del presupuesto y el personal destinados a conservación ambiental. Por ello, la organización de conservación marina insiste en que debe volverse al menos al estado en que los recursos destinados a espacios naturales se encontraban en 2011, antes de que comenzasen los drásticos recortes.
“Llevamos un año denunciando la insostenible situación de los espacios protegidos de Baleares, sometidos a una grave falta de recursos para su conservación y gestión. Este problema es especialmente acusado en espacios tan relevantes como el Parque Nacional de Cabrera, cuyo presupuesto ha sido prácticamente anulado y una parte importante de sus trabajadores, despedidos”, señala Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa. “Un convenio de colaboración con el servicio marítimo de la guardia civil, tal y como se ha anunciado, es una oportunidad para compensar, al menos en parte, los errores cometidos por la Administración en cuanto a la gestión de sus espacios naturales”.
Oceana considera que este convenio pone de manifiesto que la ampliación de Cabrera es viable, dado que la incapacidad para vigilar una zona más amplia ha sido siempre el freno principal a la protección de los fondos circundantes al actual Parque Nacional. Esta propuesta, presentada por Oceana hace años, se basa en la importancia de los hábitats que permanecen fuera del parque y corren peligro por causa de la pesca de arrastre ilegal.
“Medidas como ésta no suponen un coste extraordinario para la Administración, como tampoco lo es el control de las cajas azules de los buques que faenan ilegalmente sobre fondos prohibidos en numerosos puntos de Baleares, como la reserva de Migjorn o el Fort den Moreu al este de Cabrera”, añade Pastor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada